Cuando se apagan los focos...

Ser actor no es fácil. Interpretar a otros conlleva trabajo, pero el verdadero reto para un actor es ser él mismo cuando se pagan los focos, cuando no hay cámaras ni público que aplaude.

Un resumen de cuatro párrafos sobre mi vida.

Durante mi vida he pasado por momentos bastante complicados en el plano personal y familiar, donde me he victimizado durante años responsabilizando a los demás de mis malas experiencias. Es el momento de compartir todos mis errores de vida que me han llevado al día de hoy, con 50 años recién cumplidos y mucha “tralla” recorrida a realizar este proyecto tan ilusionante.

He tenido una infancia muy inestable, mis padres se separaron entre gritos y peleas, mi madre se juntó con un tipo que era un maltratador. He vivido la violencia de género muy de cerca, además a los 7 años sufrí abusos sexuales por parte de un vecino.

Mi madre se fué con su pareja a Canarias llevándonos a nosotros también. Estuvimos 3 años sin saber nada de mi padre. En aquellos tiempos no había internet y la información brillaba por su ausencia.

Después de 3 años intensos con maltratos y experiencias desagradables me convertí en un adolescente muy rebelde, y con 15 años huí a Barcelona para volver con mi padre y su familia. No fue nada fácil convivir con una familia a la que no conocía y me mantuve rebelde con todo lo que aprendí de mis años anteriores, a la mínima me ponía a la defensiva y me mostraba agresivo, no sabía hacerlo de otro modo.

daniescarrà-7
daniescarrà-hermanos

Estuve varios años yendo y viniendo de Barcelona a Canarias, fue una auténtica locura. Una adolescencia nada estable. Me transformé en un joven conflictivo, me refugié en drogas y alcohol, incluso llegué presentarme en el instituto borracho, vino un ambulancia y me ingresaron por coma etílico.

Dejé los estudios con 16 años, es paradójico ya que vengo de familia de maestros de educación. Me fui a vivir sólo con 19 años y ya nunca más volví a casa de mis padres, estuve años enfadado con ellos, y también con el resto del mundo, todo hay que decirlo. Vivía al día, trabajando de cualquier cosa, limpiando coches, corrales de gallinas, astilleros, trabajé en un almacén un taller mecánico. Es cierto que tanto mi padre como mi madre me ayudaron a encontrar algún trabajo pero eso yo no lo veía ni valoraba, más bien al contrario. 

He tenido 3 parejas formales de las cuales con dos de ellas he tenido hijos, Iván y Aitana. Debido a mis carencias afectivas, mis relaciones se convirtieron en bastante tóxicas. No supe relacionarme de una forma saludable y las dos primeras relaciones acabaron muy mal.

Pasé la mayor parte de mi vida vendiendo seguros, un tiempo después también inmuebles y de ahí me fuí al mundo de la farándula acompañado de mi actual mujer que ya por entonces era actriz y que me ayudó mucho. He hecho dos giras de teatro educativo por toda España, haciendo el Diario de Ana Frank y Romeo y Julieta, también participé de sustituto en la obra de Yerma de García Lorca, además he realizado multitud de anuncios de publicidad, algunos de derechos mundiales, como Toyota, Karcher, Mercedes o Renault, entre otros. Pasé por una serie de televisión de carácter autonómico haciendo 4 episodios de personaje secundario, era una serie muy popular y de máxima audiencia en Catalunya, también participé en algunos cortometrajes de poco nombre y he realizado durante los últimos 10 años, desde el 2010 hasta ahora, multitud de eventos de empresa como personaje infiltrado o presentador. Además estuve actuando con monólogos durante dos años en un teatro y con ese mismo espectáculo estuvimos por multitud de pueblos donde aprendí mucho, sufriendo y pasándolo mal en el escenario, todo hay que decirlo, más mal que bien. También participé en otra otra obra en Barcelona como sustituto y he participado como monologuista en algunos concursos quedando varias veces entre los tres primeros. 

Todo mi sufrimiento en el escenario se debía al miedo al fracaso. Para tratar de solucionar ese problema fuí a un taller de clown que acabó siendo el detonador de mi despertar, a partir de ese momento comencé a ser consciente de que no podía cambiar el mundo, más bien era yo el que debía CAMBIAR.

Había tenido terapeutas, psicólogos y psiquiatras, había tomado antidepresivos a punta pala, llegué a tener una malaria que casi me lleva al otro barrio y sin embargo lo que me hizo despertar fue, ese curso de clown. 

Y desde ahí me propuse recuperar mi felicidad y no volver a responsabilizar a los demás de mi vida. Comencé a leer, documentarme, realizar formación de crecimiento personal, escuchar todo tipo de documentos de filosofía estoica, budista y taoísta. Hice el camino de Santiago 2 veces en solitario, realicé escritura terapéutica y continuo en este proceso de desarrollo person al que me ha llevado hasta el momento presente donde quiero compartir contigo mi proceso de vida, esperando que algo de lo que te comparta te pueda ayudar a ti también a sentirte mejor. 

Me gustaría que me acompañaras en esta nueva etapa donde quiero compartir contigo todas aquellas herramientas que me han ayudado a salir adelante.

SI has leído hasta aquí, te invito a que me acompañes en este proceso de aprendizaje continuo, donde compartiré contigo todas mis experiencias. Para ello te invito a que te suscribas a mis redes sociales donde cada semana me podrás acompañar en mi proceso de aprendizaje que también puede ser parte del tuyo. 

Logotipo Dani Escarrà
Catalan Catalan English English French French Spanish Spanish